Hasta que no te valores a ti mismo no valoraras tu tiempo. Y hasta que no valores tu tiempo no harás nada con él.

La tragedia en la vida no consiste en no alcanzar tus metas. La tragedia en la vida es no tener metas que alcanzar. Benjamin E. Mays

Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en el que quieres estar mañana.

A veces, no hay una próxima vez, una segunda oportunidad, no hay un tiempo muerto. A veces… es ahora o nunca.

El recuerdo es el único paraíso del que no podemos ser expulsados, por eso tenemos que luchar por ser recordados.

Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha.

Y eso lo aprendí a base de golpes, de suerte, que armarse de valor es el mayor escudo para hacerse fuerte

Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento

El secreto de la felicidad no es hacer siempre lo que se quiere sino querer siempre lo que se hace.

lunes, 12 de octubre de 2015

Cuando se esta enamorado, el final es lo de menos

Hoy he vuelto a escribir en camiNOsolo después de mucho, mucho tiempo, todo ese tiempo lo he estado ocupando en cambiar mi vida, muchos saben que este proceso a veces es difícil, no siendo este el momento para hablar de ello. Si estoy aquí es porque quería compartir un vídeo de mi últimas vacaciones por los Picos de Europa, no sin antes reflexionar un poco sobre alguna inquietud y reflexión a las que llego tras el viaje. La tendencia de nuestros días a simplificarlo todo por la prioridad de la inmediatez ha conducido a un contexto repleto de dualidades contrarias: rico-pobre, bueno-malo, sólo-en pareja o éxito-fracaso. Pero la paradoja de las dualidades es que, dividiendo todo en dos lados claramente opuestos, se quedan cosas de por medio, normalmente lo que se queda, no es otra cosa que el intento y eso es difícil de cuantificar. Pienso que el mundo no se divide entre los que lo consiguen y los que fracasan, sino entre los que se esfuerzan y los que se conforman. Tenemos un concepto equivocado de lo que significa luchar (vivir). Ya lo dijo Rocky Balboa en su última película; pelear es aguantar todos los golpes; no es soltar nuestros mejores golpes, es no bajarse del ring; es caer y levantarse, caer y levantarse. La rendición empieza el día que decides que tu sueño puede ser reemplazado, esto ocurre porque pensamos que solo lo posible vale la pena ser intentado y eso es un error. Hemos puesto la atención únicamente en lo realizable, lo tangible y lo medible, y hemos dejado a un lado el valor de lo inalcanzable, de las utopías, las ilusiones y los sueños. “La gente se enorgullece de tener los pies en la tierra y ser realista, por contra se burlan de aquellos que están en las nubes”, cuando yo he dejado de soñar, me he dado cuenta que con los pies en el suelo no se puede volar, así que la opinión de los demás no tiene que ser tu realidad. Vivimos en un mundo donde hay gente que lleva haciendo lo mismo que tú mucho más tiempo. Es muy difícil empezar en una nueva profesión, pero no hay que rendirse, en vez de decir “no valgo”, di “esto acabará cuando yo lo quiera” y sigue trabajando porque algún día lo conseguirás. Cuando uno no quiere elevar sus capacidades a la altura de sus sueños, reduce sus sueños a la altura de sus capacidades volviéndose conformista. Es esta época que nos ha tocado vivir ya no hay dragones que matar ni tierras que conquistar, y donde el acceso a las oportunidades es tan caudaloso que saber lo que se quiere y perseguirlo constituyen el único apto de heroísmo en nuestras vidas, quitando casos excepcionales como enfermedades o traumas. Hoy, el principal problema no es que no se pueda, sino que no se quiera lo suficiente. La mayoría de cosas que no hacemos no es por dificultad, es por falta de pasión o dejadez. Nuestras vidas serían mucho más ricas sin en vez de medirnos en función de nuestros éxitos o nuestras posesiones nos midiéramos a partir de nuestras aventuras. Y así es el compromiso con nosotros mismos. Comprometernos es ir paso a paso, sea donde sea, pase lo que pase y le pese a quien le pese.



lunes, 22 de septiembre de 2014

Despertad en la Naturaleza

Con el principio de la noche llega la última de las horas donde el cuerpo relaja su actividad para dejar paso a otros placeres. Sentado junto a tu tienda, acompañado de una pequeña luz difuminada que sale de tu frente, bajo un cielo negro y con oídos atentos podemos percatarnos de que el sonido armónico forma parte del mundo que nos ha tocado vivir en ese momento. El gorjeo de los pájaros, los crujidos de las ramas al ser pisadas por animales, el rumor del mar, el altivo canto de los arroyos o el quejido del viento, están integrados en los ecos de nuestro entorno natural y su efecto sobre mí es evidente. El estado anímico cambia fácilmente por el influjo de los naturales estímulos sonoros, de modo que uno sosiega si vienen acariciadores o se tensa cuando anuncian peligro o amenaza, como sucede con el estruendo espeluznante de una tormenta. En una primera experiencia nos cogerán por sorpresa pero en un futuro identificaremos su contenido, de modo que el cuerpo no sufrirá los mismos sobresaltos. Sin embargo, en los espíritus sensibles, cuando nuestro cuerpo no es esclavizado por las preocupaciones, las obligaciones, los disgustos, la insatisfacción y sobre todo las creencias, es capaz a través de la vista, el olfato, el gusto, el tacto y la emoción de percibir el ser que habita en el interior de cada planta, cada árbol, cada animal, en cada brisa de viento y en cada gota de agua. De esta forma se recupera la capacidad de asombro frente a los inextinguibles compases de la asombrosa orquesta que la Naturaleza nos brinda. Os muestro algunas fotos donde la soledad es una necesidad y la naturaleza la fuente de vida.

Loch Shiel

lunes, 15 de septiembre de 2014

Vídeo: Te cambio mi valentía por un rato en tu regazo.

He estado recorriendo Escocia durante 22 días, he caminado por más de 500 kilómetros, me han acompañado lugares épicos, cuya agreste belleza he absorbido y ha dejado en mí una huella indomable que también imborrable. Durante todos esos días, la ausencia de ruido que no provenía de la naturaleza era proverbial. Escocia tiene un atractivo innegable para cualquiera persona que viva rodeado de su difícil naturaleza salvaje, el sentimiento producido es cautivador. Han sido muchos instantes vividos, algunos grabados y otros me han servido de inspiración para escribir. Ahora de vuelta a España me cuesta asimilar la intensidad del viaje y procesar muchos de sus momentos. Por esa razón y hasta que consiga ordenarme dejo aquí un vídeo con algunas imágenes grabadas al azar, con un título y una canción que tienen mucho significado y relación en todo.